Todo un año preparando esta gran semana, tan esperada para más de 200 niños y niñas de Cartagena y Elche, que podrán disfrutar de unos días intensos de actividades lúdicas en los campamentos urbanos que se celebrarán entre el 1 y el 7 de agosto.

Por: FISAT

El Campamento Urbano de Cartagena y el Campamento Urbano de Elche de la Fundación Ángel Tomás arrancan el próximo 1 de agosto.  Se trata de una propuesta lúdica y educativa para que los menores de familias con escasos recursos tengan una alternativa de ocio en verano.

Ambos proyectos llevan ya varios años de trayectoria, el más veterano, el de Elche, se inició en 2007 y en él participan 135 menores con edades comprendidas entre los 8 y los 13 años. El Campamento Urbano de Elche empezó con un pequeño grupo que pertenecía a la Comisión de Inclusión Social de la obra de Salesianos Elche. La organización del campamento ha ido evolucionando y ahora son unos 100 voluntarios que, al igual que desde el principio, siguen preparando las actividades y se organizan en equipos coordinados por ellos mismos. Atienden a unos 180 niños y niñas derivados de las parroquias ilicitanas vía Cáritas, aunque también reciben niños y niñas del colegio Casablanca y del centro de acogida “La Casita de Reposo” de la localidad.

Por su parte, el Campamento Urbano de Cartagena convoca alrededor de 100 menores y más de 30 personas voluntarias. Este recurso social se presenta, desde 2015, como una alternativa de tiempo libre en verano para niños y niñas de familias con escasos recursos. Los destinatarios de este proyecto son niños y niñas y preadolescentes de edades comprendidas entre 6 y 13 años de edad.

El Campamento Urbano de Cartagena comenzó hace cuatro años y por él han pasado más de 200 niños y jóvenes y medio centenar de voluntarios. Se inició como una propuesta educativa donde se planteaba dar una respuesta lúdica, pero ha evolucionado hacia una actividad de educación no formal en la que se trabajan aspectos necesarios para el desarrollo personal de los destinatarios.

Los campamentos urbanos cumplen con diversos objetivos, no solamente lúdicos:

  • Favorecer y consolidar la integración social de niños y niñas y preadolescentes en situación de riesgo social o exclusión social.
  • Promover la igualdad de género, la convivencia en la diversidad y la educación en valores.
  • Sensibilizar a los destinatarios en la acogida solidaria y el dialogo intercultural.
  • Ofrecer un espacio de formación y promoción del voluntariado educativo para jóvenes con iniciativa.

En los campamentos urbanos se hace imprescindible la colaboración de los voluntarios que responden a diversos perfiles, desde el joven con iniciativa que busca realizar un servicio en su tiempo libre hasta el joven comprometido a lo largo de todo el curso en otras labores sociales o educativas. Todos realizan la formación que es vital para que el desarrollo del campamento cumpla con las expectativas propuestas. La franja de edad del voluntario es amplia, va desde los 18 hasta los 50 años.

Otro factor importante a destacar es el apoyo de empresas, colaboradores y la administración local y servicios sociales, que facilitan la realización del campamento urbano gracias a sus aportaciones y donaciones.

La Fundación Ángel Tomás cuenta con dos campamentos urbanos entre sus proyectos sociales, ambos se desarrollan en las instalaciones de los Salesianos de las localidades respectivas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies