Coincidiendo con el día internacional de los derechos de la infancia, la residencia de acogida de menores, Casa Don Bosco de Valencia, ha organizado la jornada “Juntas por la Infancia” que ha conseguido convocar a profesionales de diferentes ámbitos y que de alguna manera están incidiendo en los niños, niñas y adolescentes que viven en este centro de protección.

Por: FISAT

El objetivo principal de la jornada ha sido conocerse y crear alianzas que permitan mejorar los mecanismos de coordinación entre profesionales del ámbito sanitario, educativo y de los servicios sociales. Al acto han asistido 22 profesionales de diferentes servicios: sección del menor de la Consellería de Igualdad y Políticas inclusivas, Equipos de intervención familiar de los ayuntamientos de Valencia y Albal, Unidades de salud mental infantil de Valencia (Miguel Servet) y de Paterna, Unidad de salud sexual y reproductiva de zona, Área de salud pública de Valencia, centros educativos CEIP Max Aub y San antonio Abad, programa de Absentismo escolar del Ayuntamiento de Valencia, centro de Juventud de Orriols, Servicios sociales municipales de Albal y centro de protección de menores «Hogar Champagnat».

La jornada se ha iniciado con una breve presentación del director de la Casa Don Bosco, en la que ha expresado la alegría del equipo por el éxito de la convocatoria. También ha resaltado la importancia de la coordinación entre los diferentes profesionales, poniendo el acento en que además de ser efectiva debe ser «afectiva». Ya que en la medida que nos conocemos, creamos una relación y empatizamos con la realidad que vive cada servicio, la calidad de la coordinación suele aumentar exponencialmente, beneficiando directamente a estos niños, niñas y adolescentes tan vulnerables.

Posteriormente, cada participante se ha presentado y ha explicado brevemente la composición de sus equipos de trabajo, junto con sus principales líneas de actuación.

El equipo educativo de la Casa Don Bosco también ha explicado su metodología de trabajo, haciendo una especial mención a la acción tutorial y a las medidas que se articulan para generar y fortalecer los vínculos afectivos que caracterizan su intervención.

Para terminar esta primera parte del encuentro, el centro de Día Don Bosco ha presentado su programa de inserción laboral y ha ofrecido una muestra del mismo, invitando a los participantes a un excelente desayuno en los locales anexos del centro de formación «Domingo Savio».

Tras la pausa, se han organizado cuatro grupos de trabajo, en los que se ha reflexionado sobre las dificultades y posibilidades de la coordinación entre diferentes agentes educativos y sociales. Finalmente, cada grupo ha expuesto sus conclusiones y se ha producido un diálogo en el que han surgido interesantes propuestas de mejora.

Las palabras empoderamiento, capacitación y acompañamiento han tenido una mención especial. Así como la importancia de la comunicación, el lenguaje común y el cambio de mirada, una mirada que permita ver más allá, lo que hay detrás de cada persona con la que intervenimos. 

La jornada ha resultado muy satisfactoria para todas las partes. Se ha cerrado con un sincero agradecimiento a los participantes, junto con el reconocimiento colectivo de la necesidad de generar espacios de este tipo que den valor a la coordinación entre servicios y contribuyan a mejorar la atención a los niños, niñas y adolescentes más desprotegidos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies