El Programa Alraso de la FISAT se hace presente en el acto conmemorativo en recuerdo de las personas que pierden la vida en rutas migratorias durante el año 2018.

Por: FISAT

Alraso ha participado en el acto conmemorativo en recuerdo de las que pierden la vida en rutas migratorias durante el año 2018, celebrado en el Puerto de Cartagena. Más de 2.275 inmigrantes perdieron la vida intentando llegar a Europa a través de diversas rutas migratorias el año pasado.

 

“Allez Africa, oh oh Africa, oh liberté!”

Crónica de David Barqueros. Trabajador social del programa ALRASO

El Puerto de Cartagena vuelve a acoger, un año más, el acto en conmemoración de las personas que pierden la vida en el proceso migratorio, y especialmente en el Mar Mediterráneo. Y no es casualidad que sea este propio Mar y las aguas que bañan la ciudad de Cartagena quienes recuerden a estas víctimas, personas que un día decidieron emprender un viaje en busca de un futuro mejor, pero que fueron engullidas por estas aguas y arrastradas al fondo del cementerio más grande del mundo…junto con sus sueños.

El acto en recuerdo de las víctimas, organizado por la plataforma Círculo de Silencio, en colaboración con entidades sociales y Ayuntamiento de Cartagena, contó con dos partes. La primera, comenzó con la lecturade varios manifiestos en repulsa de las políticas migratorias europeas y nacionales, y antihumanitarias, para continuar con la escenificación de un poema de Javier Gallego “Crudo” y acabar con un sentido minuto de silencio, acompañado con el gesto de lanzar unas flores al mar en recuerdo de las víctimas. Además, varios representantes de países como Ghana, Senegal, Mali, Guinea Conakri, Marruecos o Siria, leyeron los nombres de compañeros/as que han perdido la vida durante el año 2018, momento que arrebató las lágrimas de los asistentes.

La segunda parte del acto consistió en una dinámica de sensibilización y en favor de la integración en la sociedad cartagenera. Un cayuco colocado en medio de un gran círculo simbolizaba el viaje migratorio, el cruce de fronteras…simbolizaba la vida. A este cayuco, los asistentes tendimos puentes con nombres como Solidaridad, Tolerancia, Respeto…que simbolizaban la integración y ese abrazo a la vida. Además, a través de esos puentes transportamos mensajes positivos en favor de la inmigración.

El acto concluyó con las palabras de la Alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, y con unos minutos de música africana a cargo del grupo cartagenero N’Goma Africa que provocó que todas las personas asistentes acabáramos cantando el ya tradicional “Allez Africa, oh oh Africa, oh liberté!”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies