Entrevistamos a David Barqueros, Trabajador social los proyectos de empleo y acogida del programa Alraso Cartagena

Redacción Cartagena

¿Cómo entraste a formar parte de la Fundación?¿En qué proyecto?

Entré en la fundación a trabajar a través de la asociación Alraso, antes de que esta se convirtiera en un programa de la Fundación. Participé en un proceso de selección para el puesto de insertor laboral, empecé trabajando media jornada y actualmente estoy trabajando jornada completa en los proyectos de empleo y acogida.

¿Por qué decidiste hacerte Educador?

Hace varios años que descubrí esa faceta cuando entré en el equipo de animadores del centro juvenil Áncora, y es algo que despertó en mí esa vocación de dedicar mi vida a los demás, sobre todo a acompañar, educar y hacer una labor social.

¿Qué te aporta Alraso?

Yo creo que me aporta felicidad, poder desarrollar mi labor en una plataforma social salesiana, yo que he crecido en los salesianos, pues me hace muy feliz, y a parte me aporta el poder trabajar con personas que es lo más rico que hay, el poder acercarse a su situación, a sus problemas, sus demandas y poder acompañarlas en un proceso o itinerario. Me genera mucha satisfacción y alegría.

¿Qué futuro le auguras a la Fundación?

Creo que la Fundación llegará a ser, si no lo es ya, uno de los referentes en cuanto a plataformas sociales salesianas: por su buen hacer, por la variedad de proyectos que tiene, pero sobre todo por el equipo humano que la integra. En concreto al programa Alraso, le auguro un gran futuro aunque ahora estamos empezando a caminar dentro de la Fundación pero creo que las expectativas son muy buenas y el camino que nos queda por recorrer también.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies