Los pisos de emancipación durante el confinamiento: Mejorar la formación, mantener las rutinas y valorar el tiempo compartido.

Por: FISAT

Los pisos de emancipación de la Fundación Ángel Tomás – FISAC atienden a 30 jóvenes residentes en Valencia, Burriana y Alicante.

Desde que comenzó el Estado de Alarma, estos chicos y chicas han permanecido en confinamiento pues aun siendo mayores de edad son consideradas personas vulnerables. El equipo de educadores y educadoras se organizan en turnos de 7-8 horas en días alternos, sin coincidir para extremar las precauciones. Coordinadores/as de pisos y trabajadores/as sociales, mediante teletrabajo, realizan tareas burocráticas, y apoyan presencialmente de forma más puntual a los proyectos.

Mantener las rutinas y a la vez estar activos para no caer en el aburrimiento está siendo el objetivo principal de este encierro forzado. Además de las tareas propias del hogar, los estudios y el deporte, han desarrollado retos que se lanzan entre los diferentes pisos de emancipación y han creado un blog que alimentan con humor e ingenio.

Aseguran que este tiempo de reclusión está siendo provechoso: están invirtiendo en completar su formación a través de cursos online; están disfrutando de la compañía y de conocerse un poco más; y sobre todo está sirviendo para valorar todo aquello que un día dimos por nuestro y que ahora que nos ha sido arrebatado, echamos de menos: estar al aire libre y a los/as amigos/as.

Tras el confinamiento preocupa la crisis social y económica: Alberto Andrés, director de la Plataforma Social Salesiana en Alicante, explica: “Sin duda la economía a nivel global y en España se va a ver muy afectada y nuestros proyectos sociales dependen mucho de ese bienestar económico así que también nos preocupa ese mantenimiento de nuestros proyectos”.

Rosana Palomares, coordinadora de los pisos de FISAT, hace un llamamiento al compromiso: “para que no falten recursos con los que se atienda a colectivos más vulnerables, un compromiso para trabajar por la cohesión e inclusión social de forma sólida y efectiva”.

FISAT cuenta con 7 pisos de emancipación: Pisos Magone (2) y Piso Main en Valencia; Piso Don Bosco en Alicante; Piso Don Bosco en Villena, Casa Mamá Margarita en Elche y Piso Buzzetti en Burriana.

Estos recursos están concertados por la Generalitat Valenciana a través de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas.

COLABORA CON FISAT

¿Sabes qué es un piso de emancipación?

Los pisos de emancipación de FISAT son viviendas educativas para acompañar el proceso de emancipación de los jóvenes que finalizan medidas de protección en centros de acogida, al cumplir la mayoría de edad. Se les ofrece tanto recursos materiales básicos (vivienda, manutención) como acompañamiento educativo para aumentar la autonomía personal y favorecer un adecuado desarrollo social.

EL DATO: En 2019 a través de estos pisos se atendió a 52 jóvenes extutelados. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies