Segundo García, director de la casa salesiana San Antonio Abad de Valencia, invitó a la familia salesiana a seguir soñando con nuevos proyectos que brinden oportunidades a las personas que más lo necesitan, especialmente en estos momentos de crisis social y económica que ha traído la pandemia.

Por: FISAT

Segundo García ha estrenado la nueva temporada de «FISAT te cuenta«, un espacio a través de Instagram que conecta a la Fundación Ángel Tomás- FISAT con personas o entidades que colaboran con FISAT para dar a conocer el trabajo y el compromiso por lo social. VER LA CHARLA EN INSTAGRAM.

Las plataformas sociales de cada una de las casas salesianas dan respuesta a diferentes realidades de nuestro entorno y a las personas más vulnerables. Con estos encuentros de FISAT te cuenta, serán los directores de nuestras casa salesianas los que visibilicen los proyectos y el trabajo que se realiza en ellos para acercarlo a todos los demás ambientes y personas que forman parte de la familia salesiana.

La plataforma social de San Antonio Abad

San Antonio Abad cuenta con seis de los 30 proyectos de la Fundación Ángel Tomás: Grupo Martes, el proyecto más veterano iniciado por Ángel Tomás, para apoyar a las personas con adicciones en su rehabilitación e inserción en la sociedad; los proyectos socioeducativos para niños, niñas y jóvenes, Proyecto de Apoyo Educativo (PAE) Don Bosco y el centro de día Don Bosco; los proyectos residenciales: residencia de acogida de menores Casa Don Bosco Valencia y los hogares de emancipación para jóvenes extutelados: pisos Magone; y el proyecto de inserción sociolaboral Somos Parte Valencia.

San Antonio Abad es una casa amplia, compuesta por el ambiente Escuela, Centro Juvenil, Parroquia y las plataformas sociales. “Nuestra obra se ha ido enriqueciendo por la presencia de los proyectos sociales. ¿Qué aportan? En primer lugar esa sensibilidad por la atención a las personas con mayores necesidades; que no es privilegio de este ambiente, también existe esa sensibilidad en la escuela, el centro juvenil o la parroquia pero el hecho de que haya específicamente proyectos que atienden a los niños, a los jóvenes con mayor vulnerabilidad enriquece a la obra porque nos conecta directamente con lo privilegiados de la obra salesiana y que están en la intuición fundamental de Don Bosco. El sistema salesiano nace del contacto de Don Bosco con estos jóvenes con mayores dificultades, nos explica Segundo.

El hecho de tener a personas que están participando en esos proyectos también nos ayuda a educar en la sensibilidad a niñas, niños y jóvenes del colegio y del centro juvenil porque ven otras realidades, conocen a otras personas, otras culturas”. Especialmente en los pisos de emancipación Magone donde la totalidad de los chicos son de otros países. “Nos aportan su cultura, distinta lengua, religión,  nos traen pluralidad, dinamismo y nos ayudan a conectar distintas iniciativas solidarias. Nosotros como obra también nos volcamos en colaborar con estos proyectos sociales de la fundación. Sirven para canalizar algunos de nuestros gestos solidarios, no todos porque la solidaridad nos invita a mirar un poquito más lejos pero también”.

Ángel Tomás

Con Segundo García recordamos a Ángel Tomás. “Fue una gran persona, un gran salesiano, sacerdote, psicólogo, para mi un gran padre, maestro, amigo, compañero… Ángel tuvo esa sensibilidad especial hacia los demás y trabajó por la defensa de la dignidad de todas las personas».

De sus visitas y acompañamiento en la cárcel Modelo de Valencia, surgió el proyecto Grupo Martes. “Fue especialmente sensible al mundo de las adicciones y descubrió en esas visitas que muchas personas entraban por la drogadicción. Él quiso fundar este grupo de ayuda para cuando las personas salieran de la cárcel encontraran un grupo de referencia en el que reorientar su vida.  Él se convirtió en un modelo de atención. Para los salesianos fue un impulso de suscitar en nosotros ese deseo de acercarnos a las personas con mayores necesidades”.

Tu ayuda en salesiano

En la actual crisis derivada de la pandemia de la COVID-19, Segundo García anima a apoyar aquellos recursos y acciones que trabajen para paliar los efectos de esta crisis en las personas que más perjudicadas están resultando. “En situaciones de crisis es más necesario que nunca la solidaridad. Pensamos que con la financiación pública es suficiente, que cubrimos todas las necesidades, pero no es así. Hay proyectos que son pequeños y necesitamos el apoyo de la gente más próxima a nosotros.

“Se puede colaborar de muchas maneras. En primer lugar desde el voluntariado, por ejemplo con clases de alfabetización para los jóvenes migrantes de los pisos de emancipación”.

“El primer recurso del voluntariado son las personas y el poder encontrar a gente que dedique el tiempo; de hecho hay proyectos que se sostienen con el voluntariado, como Grupo Martes”.

“La colaboración económica por pequeña que sea puede ayudar a seguir soñando a que puedan surgir nuevos proyectos”. “De un análisis un poco más exhaustivo de la realidad, con esta pandemia vamos a descubrir nuevas necesidades, puede que algunas vengan acompañadas de financiación pero puede que otras no”.

“Es importante que en primer lugar, la gente que nos sintamos en salesiano podamos colaborar también económicamente. En una obra salesiana como esta que es muy grande a nivel de colegio, de parroquia, si encontrásemos personas que quisieran colaborar con nosotros como socios con la fundación estaría fenomenal. Esto nos permitiría seguir soñando, esto es importante porque lo que no se sueña no se hace posible”.

Conoce los proyectos sociales de Salesianos San Antonio Abad

#SomosUno #ContigoSomosMás

Descubre cómo puedes colaborar con FISAT

hazte socio de FISAT

 

ACEPTAR
Aviso de cookies