Los equipos educativos de los hogares de emancipación Pisos Magone y el Centro de día Don Bosco, a través de la línea de inserción sociolaboral trabajan en coordinación para garantizar el mejor acompañamiento e intervención.

Por: FISAT

Los proyectos de la Fundación Ángel Tomás- FISAT unen sinergias para favorecer el crecimiento y la autonomía de las personas jóvenes a las que se acompaña. La coordinación y el trabajo conjunto de los equipos educativos incide de forma positiva en la intervención.

Un ejemplo de esta colaboración es la que se desarrolla entre el taller de hostelería del Centro de día Don Bosco y los pisos Magone. Gracias al acompañamiento de ambos recursos el taller de hostelería es una opción formativa y de inserción laboral para muchos jóvenes de los hogares de emancipación.

Omar, Carlos y Ángela nos cuentan cómo es el proceso y el resultado:


En los pisos de emancipación se orienta a los jóvenes hacia la formación y la mejora de la empleabilidad. Para aquellos que valoran la hostelería como una opción de futuro, el centro de día Don Bosco ofrece un itinerario de inserción sociolaboral como “Ayudante de cocina y camarero” a través del cual los chicos y chicas adquieren competencias profesionales y formación para la autonomía personal.

La formación incluye los contenidos específicos de hostelería y prácticas internas y externas, así como el acompañamiento educativo para el desarrollo personal y adquisición de competencias mediante tutorías, sesiones de autonomía, orientación  laboral y desarrollo de habilidades sociales.

El trabajo coordinado de los equipos educativos de los pisos y del centro de día permite conocer el proceso vital del joven y esto favorece la intervención en su proceso hacia la autonomía.

Los hogares de emancipación Pisos Magone y el Centro de día Don Bosco son recursos concertados por la Generalitat Valenciana a través de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas.

ACEPTAR
Aviso de cookies