Con mascarillas, distancias de seguridad, hidrogeles y aforos limitados. El verano se presenta peculiar pero merece la pena hacer frente a cualquier requisito para poder vivir el verano salesiano a través de las actividades de ocio y tiempo libre que se proponen desde los diferentes proyectos de la Fundación Ángel Tomás- FISAT.

Por: FISAT

​En total, más de 150 menores de los recursos socioeducativos y residenciales;  y otros 50 jóvenes y personas adultas de los pisos de emancipación y Grupo Martes van a disfrutar de campamentos urbanos y en la naturaleza, excursiones, piscina, playa y visitas culturales.

En los centros de día y proyectos de apoyo educativo (PAEs), desde el 22 de junio y durante todo el mes de julio comienzan los campamentos urbanos en las mismas instalaciones de los proyectos y casas salesianas. Se han estudiado y trabajado los protocolos a seguir para garantizar la seguridad tanto de los y las menores como de los equipos de educadores/as. “Tomaremos la temperatura en el momento de acogida y lavado de manos, que será una rutina constante en nuestro día a día. Por otro lado se han pensado actividades que eviten el contacto o que se realicen en espacios pequeños, por ello utilizaremos los patios del colegio y algunas aulas de la parroquia más amplias”, explican desde el centro de día Don Bosco.

Todas estas medidas ya se han puesto en práctica desde hace semanas ya que en los recursos socioeducativos se volvió a la atención presencial en la Fase 2 de la desescalada.

En el PAE Don Bosco de Alcoy se mantendrá la escuela de verano para los 11 niños y niñas del proyecto. En horario de 9 a 12 de la mañana, en las instalaciones del colegio. “Haremos excursiones a las montañas de los alrededores, intentaremos ir a la piscina. Por las tardes si hay plazas disponibles se les ofrecerá la opción de apuntarse al Centro Juvenil”,  explica Judit, educadora del PAE.

También en el PAE Porta Oberta han comenzado el 22 de junio la escuela de verano, con la participación de 18 menores. Del 21 al 23 de julio realizarán una acampada a Castellfort.

En los campamentos en el exterior como los que van a realizar en Albaida el centro de día Entre Amics, del 29 al 4 de julio, el centro de día Don Bosco del 13 al 18 de julio y Grupo Martes, del 10 al 16 de julio, se deberán adoptar las medidas que se indiquen desde la empresa que gestiona el albergue: para dormir, la capacidad de las habitaciones debe ser del 50% para respetar la distancia de seguridad, marcaje en el comedor para la distancia de seguridad, las duchas se higienizan tras cada uso con disolución de agua y lejía, en la piscina se hacen turnos para reducir el ratio y juegos que se guarde la distancia de seguridad. Y en actividades que no se pueda respetar la distancia se hará uso de mascarilla.

Entre la playa y la montaña, en las residencia de menores, Casa Don Bosco Burriana y Valencia y Piso Don Bosco Burriana se realizarán varias salidas a lo largo de julio y agosto en grupos de entre 8 y 12 menores. Castellfort, Villafranca, Talayuelas, Sinarcas, El Campello son los destinos escogidos.

En los proyectos de FISAT en Cartagena se mantienen las clases de español y las actividades de ocio, los miércoles por la tarde para todas las personas destinatarias.

El programa de inserción sociolaboral “Somos Parte” mantiene la atención bajo cita previa y seguirá trabajando para afrontar los retos del nuevo curso.

El verano salesiano ya está aquí y es una realidad gracias a los equipos de educadores y educadoras así como al voluntariado; entidades que financian los proyectos y entidades colaboradoras como Educo que ha concedido becas comedor por valor de 5.625,50€ para los PAE de Valencia.

Campamento Urbano Elche se reinventa

El Campamento Urbano de Elche, que cada verano reúne a 150 niños y niñas entre 6 y 14 años y más de 100 voluntarios en la casa salesiana de Elche, está reorientando su propuesta de ocio y tiempo libre pues por volumen de participantes es muy complicado mantener el mismo formato y atender los requisitos de seguridad sanitaria.

Previsto para la primera semana de agosto contará con la colaboración de 70 voluntarios/as y se ha apostado por el formato online a través de cajas con experiencias diaria. «El equipo está haciendo un trabajazo creativo y de readaptación. En concreto, hay un equipo reducido, de unas 4 personas que se ha encargado de idear este nuevo formato”, explica Cristina Martínez, técnica de Voluntariado de FISAT.  “Cada día, los voluntarios y voluntarias del CU van a ir a la casa de los destinatarios/as para entregarles unas cajas en las que tendrán material para talleres, momentos de reflexión, etc. a desarrollar ese día en casa. Estas cajas irán acompañadas de vídeos que guiarán cada una de las actividades (también se facilitará todo el contenido de los vídeos por escrito para quienes no tengan acceso a los medios necesarios para ver los vídeos).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies