Dieciocho jóvenes mayores de 16 años del PAE Shirika de Cartagena han participado en los talleres de orientación profesional y formativa con el fin de ayudarles en la toma de decisiones en su futuro laboral.

Por: FISAT

¿A qué quiero dedicarme en el futuro? ¿Tendrá salidas profesionales lo que quiero? ¿Debo tomar una decisión práctica o dejarme llevar por lo que me gusta? ¿Y eso, dónde se estudia? ¿Cómo puedo informarme? El proyecto de apoyo educativo Shirika de Cartagena ha ofrecido talleres y charlas de orientación vocacional y académica para los jóvenes del proyecto mayores de 16 años.

En esta iniciativa han participado profesionales del ámbito de la educación social, de la enseñanza, del mundo del sonido y la iluminación y del sector industrial, ofreciendo su testimonio y experiencia vocacional.

El proyecto de apoyo educativo Shirika, a través de los talleres de desarrollo personal y social, ha desarrollado un programa de orientación vocacional y académica dirigido a 18 jóvenes en proceso de toma de decisiones para el ámbito académico.

Tras un proceso de autoconocimiento, se realizaron dos sesiones grupales de orientación académica y profesional. Las sesiones estaban divididas en dos partes: charla informativa y testimonios de varias personas sobre sus caminos académicos y sus profesiones actuales.

Las sesiones han sido diseñadas por la psicóloga y orientadora del PAE y han abordado el  «Mapa de la formación académica» y «Recursos para la información académica y profesional».

Testimonios vocacionales

Para los testimonios se ha contado con personas vinculadas a la Casa Salesiana de Cartagena con diferentes trayectorias académicas y perfiles.

Gracias a la participación de Nuria Aliaga, Dani Nadal, Antonio Barcelona y José Antonio Soler los chicos y chicas del PAE han reflexionado sobre cuestiones como la importancia del autoconocimiento para tomar decisiones; no tener miedo a tomar una decisión equivocada porque ello también implica aprendizaje y sobre todo, qué pesa más ante la disyuntiva de estudiar una profesión con salidas profesionales más seguras o inclinarte hacia lo que realmente te gusta.

Tras las charlas se están realizando tutorías individuales con aquellos destinatarios/as que finalizan una etapa o lo solicitan.

El Proyecto de Apoyo Educativa Shirika está financiado por: Consejería de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social a través de Subvenciones a ONG con Fondos de IRPF Autonómico.

ACEPTAR
Aviso de cookies